En los últimos veinte años, Elizabeth Doerr, se ha convertido en una de las periodistas más reconocidas y respetadas en la industria relojera. Ella es uno de los miembros fundadores de Quill & Pad,  y la autora de la gran obra 'Twelve faces of time’.


1. ¿Por favor describa brevemente su infancia?

Mis padres se divorciaron cuando yo era muy joven, entonces mi madre fue mi modelo a seguir. Ella era maestra de tenis, y puso todo su corazón, alma y esfuerzo en su trabajo. Le encantaba trabajar, especialmente con niños, y fue increíble verla acompañar a estos niños hasta la edad adulta como "entrenadora". Me gustaría pensar que puse al menos tanto corazón, alma y esfuerzo en mi trabajo como lo hizo ella. .

Mi niñez se basó en  jugar al tenis e ir a la escuela, en poco más ocupé mi tiempo, aparte del gran amor que desarrollé  por el rock and roll en mi adolescencia.

2. ¿Cómo niña tenía usted alguna ambición?

Cuando era adolescente, soñé con trabajar para Rolling Stone y escribir sobre música rock. Supongo que escribir sobre relojes es igual de bueno (risas). Pero de alguna manera, los relojeros son mis estrellas de rock a día de hoy.

3. ¿Cuál es su primer recuerdo significante cuando niña?

Cuando mi madre me dijo que se iba a divorciar de mi padre.

4. ¿Alguna vez has tenido otra profesión?

A pesar de haber estado  dos breves años trabajando para una empresa que organizaba ferias comerciales, siempre he trabajado en publicaciones, aunque las primeras revistas con las que trabajé trataban sobre automóviles (quizás aquí es donde floreció mi interés por los coches deportivos). Los relojes vinieron después, y allí  es donde me quedé una vez  lo encontré.

5. ¿Qué le  hizo elegir ser  una periodista de relojería?

Siempre he pensado que esta profesión me eligió más de lo que la elegí yo.

Antes de ponerme en marcha por mi cuenta como periodista independiente, trabajé en una editorial, y mi trabajo incluía  de todo, excepto la redacción de los artículos publicados. Eso fue Heel-Verlag en Alemania, y sacamos la revista ArmbandUhren, la cual era una edición autorizada de Orologi da Polso de Italia (ahora difunta) y una revista hermana de iW International Watches. Ese trabajo me envió a la Feria de Basilea por primera vez en 1991, una revelación si alguna vez hubo una.

En 1996 dejé Heel-Verlag para trabajar como FreeLancer porque quería tener una familia, y fue en este punto que comenzamos Wristwatch Annual con Abbeville Press como una edición autorizada del ya existente ArmbandUhrenKatalog. Ese fue un gran proyecto para poder compaginar el tener una familia con el trabajo. Cuando obtuve una gran red de revistas en todo el mundo, ya estaba preparada para asumirlas. Mi negocio básicamente creció a medida que crecían mis hijos.

En 2010 salió 12 Faces of Time, un proyecto de libro sobre relojeros independientes que hice junto con el fotógrafo Ralf Baumgarten, que fue publicado por TeNeues. Unos años más tarde escribí Bridging Art and Mechanics: The Unbridged Story de Corum's Golden Bridge, que fue publicado por Watchprint en 2015. Ambos libros fueron proyectos que escribí con mucha pasión, con la intención de  expresar mi amor por la relojería independiente.

En 2014, Ian Skellern y yo comenzamos la publicación digital Quill & Pad (www.quillandpad.com), también con nuestro amor por la relojería independiente y el periodismo de larga duración en mente. La decisión de hacerlo se vio precipitada por la falta de buenos trabajos periodísticos en el mercado independiente en ese momento.

6. ¿Cuál es el peor trabajo que ha tenido que hacer usted?

Cuando tenía once años tenía una ruta para repartir periódicos, y tenía que levantarme a las 4:30 de la mañana para entregarlos, antes de la escuela. Y luego, una vez por semana, tenía que reunir el dinero de  los periódicos  entregados. Ese fue de lejos el peor trabajo que he tenido; las mañanas no son mi mejor momento (¿son las de alguien?).

7. ¿Cuál fue el momento más difícil en su carrera?

Creo que el momento más difícil de mi carrera llegó en 2008, cuando los mercados financieros tuvieron una gran caída. Ralf Baumgarten y yo acabábamos de completar 12 Faces of Time y estábamos buscando un editor. Recuerdo estar en la Feria del Libro de Frankfurt y en nuestra primera cita nos  dijeron: "¿No viste los mercados hoy? Se fueron abajo; ¡no podemos arriesgarnos con un libro de mesa sobre relojeros desconocidos!”

No solo pasarían dos años más antes de que encontráramos un editor, sino que ese momento también prefiguró lo que vendría en general en el periodismo (de relojería) con el mundo digital, cambiando para siempre la forma en que habíamos hecho las cosas, y no todas fueron  positivas. La respuesta, por supuesto, era tomar más riesgos empresariales.

8. ¿Quién ha tenido la mayor influencia sobre usted? ¿Cuáles son sus mejores inspiraciones?

Mi madre fue definitivamente la mujer más fuerte que conozco, convirtiéndose en mi mayor influencia y fuente de inspiración. Como madre soltera en la década de los 70, tuvo que encontrar la manera de ganar suficiente dinero para mantenernos (éramos tres niños), y aun así encontrar la forma de que no nos perdiéramos en su agotadora tarea de trabajo. Estoy segura de que lo consiguió creyendo en lo que hizo y, a su vez, dando sentido a su vida de una manera diferente.

Y nunca se cansaba de decirme que una actitud positiva y un trabajo duro me llevarían a todos lados.

9. ¿De qué está más orgullosa usted?

Además de mis asombrosos hijos Alexander y Sabrina, y de ser admitida en el Salón de la Fama Atlético de alma mater en 2012 para el tenis. En el sentido de una carrera, la publicación de  12 Faces of Time fue definitivamente mi momento de mayor orgullo. Ni siquiera puedo describir la perseverancia que tuve.

10. ¿Qué consejo le darías a un 20 y algo pensando en tomar un camino similar al suyo?

Les diría que busquen una carrera diferente (risas). No, en serio, el periodismo ya no existe en su forma pura. Bueno, no si quieres ganar dinero con eso.

Entonces podría pedirle a los del 20 que  si no quisieran realizar otra carrera diferente, entonces el consejo que les daría es ser inteligente, perseverar, no preocuparse por lo que hace cualquier otra persona, seguir siempre su propio camino, tener una actitud positiva y trabajar duro. Y posiblemente tratar de establecer una red a lo largo del camino. Estoy bastante segura de que esa es la receta exacta que usé para llegar hasta donde estoy.

11. Nombre tres cosas en su lista de deseos antes de morirse.

Visitar los cuatro torneos Grand Slam de tenis (hasta ahora he estado en Wimbledon y el Abierto de Francia;  aún quedan el Abierto de U.S  Y el Abierto de Australia).

Visitar Singapur. No puedo explicar esto, pero probablemente tiene que ver con todas las personas increíbles que he conocido en este país, a lo largo de mi carrera, la mayoría de los cuales están conectados a la industria relojera de alguna manera.

Ah, y poseer un Vianney Halter Antiqua. No estoy segura de que suceda.

12. ¿Dónde cree que va a estar  la industria dentro de 10 años?

Creo que los métodos de producción en masa continuarán penetrando profundamente en la alta relojería. Esto también conducirá a que los relojeros independientes sigan siendo muy importantes para los consumidores que valoran el verdadero lujo.

Preveo nuevas tecnologías utilizadas en los movimientos mecánicos, que también irán de la mano-en con la producción en masa.

Y veo que e-tailing se está convirtiendo en el canal más importante para vender relojes.

También creo que las marcas importantes pertenecerán a grupos dentro de los próximos 20 años con la excepción de Rolex (que bien podría considerarse un grupo en sí mismo).